Llamar a un teléfono comprobado mediante investigación

¿Es posible llamar a una persona del contexto cercano al deudor? ¿Qué me puede aportar un informe realizado por un investigador privado?

Contactabilidad. Esta es una necesidad primordial en el sector de la recuperación de deuda. Desde la mora temprana hasta la tardía o incluso la clasificada como fallida, ya sea en vía amistosa o judicial. Retomar el contacto con el titular es clave, y los ratios de éxito de los diferentes actores del sector, empezando en la propia sucursal de la entidad financiera, pasando por los departamentos especializados en recuperación, fondos de inversión o contact center de servicers, son más que interesantes si conseguimos que tras ese primer ‘clic’ con el que se descuelga el teléfono quien esté detrás sea la persona indicada.

Un informe con un teléfono directo del titular, comprobado por investigador, con la hora y el día en el que se ha contactado con él / ella, tiene un gran valor.

Además, que sea una empresa de investigación privada la que te preste el servicio supone una garantía por diversas razones. En primer lugar, la tranquilidad de que se han cumplido los preceptos que marca la Ley 05/2014 de Seguridad Privada, lo que implica, entre otras cosas, que existe un contrato entre cliente y agencia, que se trata de una investigación, firmada por el detective que la ha realizado (susceptible de ser ratificado en sede judicial), inscrita en el libro de registros del despacho (controlado por el Ministerio del Interior), y que el servicio se ha ejecutado con respeto a los principios de razonabilidad, necesidad, idoneidad y proporcionalidad.

El cliente busca obtener un ratio de localización alto, pero siempre con una premisa de base, que el riesgo reputacional de la entidad sea cero. Y en esta doble cumplimentación se ha asentado la labor de la investigación privada. Esto es algo que cada vez tiene más interiorizado el cliente. Lo valora como un activo. Se nota la labor formativa que hemos hecho en los últimos años. Hemos sido pesados. No obstante, todavía hay una duda común, y esta se refiere a los teléfonos que no pertenecen directamente al titular sino a su círculo cercano.

Me pongo en los zapatos del cliente (ya he estado en ellos en el pasado) y planteo directamente la pregunta clave. ¿Es posible llamar a esa persona cercana al titular de la deuda? La respuesta es sí, sin duda. Me remito a un par de sentencias, ambas de la Audiencia Nacional, la SAN de 12 de diciembre de 2011 (abrir en pestaña nueva) y la SAN de 14 de marzo de 2013 (abrir en nueva pestaña).

Aunque ambas apuntan el foco hacia otro aspecto, ya que centran sus consideraciones el contenido de las llamadas, y en dilucidar si se ha infringido o no el deber de secreto (con desigual suerte para la entidad de recobro en este sentido) nos sirven para ilustrar la licitud de dichas llamadas por parte de la entidad a las personas cercanas al titular, ya sean familiares, vecinos, centro de trabajo, etc.

Me quedo con un extracto de la primera de las sentencias señaladas, que indica lo siguiente:

«la entidad financiera tiene necesidad de contactar con algunos de sus clientes cuando estos obstaculizan voluntariamente el contacto con la entidad con objeto de favorecer así el incumplimiento de sus compromisos contractuales, y en ese contexto es en el que se produce la realización de llamadas que no implica per se vulneración del deber de secreto
(…)
el hecho de que XXXX realizara numerosas llamadas a teléfonos de personas distintas de sus clientes, tanto de familiares o de «otros», tampoco tiene entidad por si solo para acreditar la infracción apreciada, pues lo relevante (como la propia resolución impugnada viene a reconocer) es su contenido, es decir, que en dichas llamadas se revelaran datos personales de sus clientes y especialmente, información sobre su situación de morosidad
»

______________________________

Imagen: Foto de Negocios creado por diana.grytsku – www.freepik.es

Autor del artículo
Emilio Soto
Legal & AML Compliance Director en Detectys

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *