La adorable ancianita de los pies de mantequilla

¿Alguna vez has pensado que es tarde para cambiar de carrera o empezar una afición nueva? Pues no, nunca es tarde. Y si no me crees, Isabel Parker es un ejemplo clarísimo de ello.

La Sra. Parker consiguió, a sus 72 años, ser sentenciada por 49 casos de fraude a distintas compañías aseguradoras, con los que se embolsó algo más de medio millón de dólares. A ella le ayudó su apariencia de ancianita desvalida. Si tú no cuentas con un look inocente, pero te apetece intentarlo de todas formas, aquí tienes la receta:

  • Acude a tu supermercado de confianza.
  • Deambula con tu carrito como si fuese un día normal de compra.
  • Si tienes cómplice, haz que derrame algo accidentalmente en el suelo de un pasillo poco transitado. Si no tienes cómplice, ¡hazlo tú mismo!
  • Pisa la sustancia derramada.
  • Siéntate tranquilamente en el suelo. O mejor, túmbate a esperar que alguien te encuentre.
  • Rellena los partes del seguro y no te confundas al anotar el número de tu cuenta corriente.

Aquí tienes algunos casos prácticos en vídeo.

Existen, además, algunas variantes muy populares, como la simulación de atropellos. Más casos prácticos a continuación.

Te habrás dado cuenta de que el arte está en que no te pillen, cosa cada vez más difícil. No sólo porque abundan las cámaras de seguridad, sino porque las compañías aseguradoras hacen esfuerzos en investigación para la detección del fraude. Según los últimos datos de ICEA, Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones, cada euro empleado en investigación supone un ahorro de más de 48 euros que habrían ido a parar a los bolsillos de estafadores.

El medio millón de la Sra. Parker te podrá parecer una minucia en relación con casos que anteriormente hemos relatado aquí, pero el daño de las pequeñas estafas es más relevante para las compañías que cualquier otro. De todas formas, tú no te preocupes. Si pones en práctica el engaño y te pillan, siempre puedes responder como nuestra ancianita: Cuando me di cuenta de lo fácil que era, no pude resistirme. (Te reto).


Este artículo pertenece al hilo ‘Los 12 mayores fraudes de la historia’ a través del cual estamos viajando durante 2018.

A lo mejor has llegado a este artículo desde el QR de nuestro calendario 2018 y ya has leído el texto previo. Si no es así, aquí puedes ver el calendario entero.

Autor del artículo
Ángela Farfán de los Godos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *