El joven de las mil vidas

Pues sí. Era Han(d)ratty.

Este de aquí abajo es Joseph Gerald Shea, agente del FBI al que emulaba Tom Hanks en la película Atrápame si puedes, que recrea la vida de nuestro pillo del mes de marzo, Frank Abagnale Jr.

En el caso de que no hayas visto la película, aquí encontrarás algunas recomendaciones para que te decidas. Si aun así te da pereza y sabes inglés, no te pierdas la siguiente charla del propio Frank, en la que resume su vida y milagros. (En el caso de Abagnale, esta no es una frase hecha).

Sin embargo, lo mejor del estafador de este mes es que aún sigue vivo. ¡Y en activo! Eso sí, ni un engaño más. Ahora es autor, conferenciante y consultor. Y si confías lo suficiente en él, puedes contratar sus servicios a través de su página de contacto. Imparte, sobre todo, seminarios sobre robo de identidad, cibercrimen y fraude, y tras una inigualable carrera como estafador lleva cuarenta años ayudando al FBI con estos temas. Además, escribe libros, publica artículos y ha desarrollado una campaña de imagen como ningún otro. De hecho, se ha convertido en una de esas personas que despierta total simpatía, a pesar de su cuestionable trayectoria. La verdad es que, al menos en apariencia, es un hombre reformado, ejemplar y arrepentido, hasta el punto de afirmar que, como redención, rechaza cualquier compensación económica a cambio de sus servicios al gobierno.

Frank Abagnale Jr. Cocinero antes que fraile.

¿Quieres saber en qué está metido últimamente? Se trata de un proyecto muy interesante llamado Trusona, que provee servicios de seguridad para transacciones financieras. Según explican en su sitio web, en Trusona están tan seguros de no meter la pata que te dan un millón de dólares si la seguridad de una transacción efectuada a través de su sistema se ve comprometida.

En conclusión, el conocimiento es poder. Sé como Frank y úsalo para hacer lo correcto.


Este artículo pertenece al hilo ‘Los 12 mayores fraudes de la historia’ a través del cual estamos viajando durante 2018.

A lo mejor has llegado a este artículo desde el QR de nuestro calendario 2018 y ya has leído el texto previo. Si no es así, aquí puedes ver el calendario entero.

Autor del artículo
Ángela Farfán de los Godos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *