El gran camelo de doña Baldomera

El chupa chups, el futbolín, la fregona… Si eres de los que creías que todos los inventos made in Spain consistían en poner un palo a algo ya inventado por otro, te invitamos a que introduzcas la búsqueda “primera estafa piramidal” en Google. ¿Ya? ¡Sorpresa!

Baldomera Larra Wetoret era la pequeña de los tres hijos que tuvo el gran Mariano José de Larra y tenía sólo cuatro añitos cuando este se suicidó con 27. Se casó con el doctor Carlos de Montemayor, médico de la casa Real con Amadeo de Saboya quien, como el efímero monarca, decidió poner tierra de por medio cuando las cosas se pusieron feas. En 1874 Alfonso XII llegaba al trono y el doctor, afrancesado, se iba al Caribe.

Baldomera se quedaba en Madrid al cuidado de sus hijos y con una condición económica precaria que la llevó a tirar de prestamistas y que la convirtió en protagonista de una historia que se hizo ‘viral’ en el Madrid del XIX, le pidió una onza de oro a una vecina y, al mes, le devolvió dos. Cómo lo hizo, en su momento nadie lo supo, aunque nos lo podemos imaginar, pidiendo a otra u otras personas, desconocidas por la primera. Ignorado este nimio detalle, gracias a esta hazaña la fama de doña Baldomera subió como la espuma en la ciudad.

Así nació la Caja de Imposiciones, o el ‘Banco de los Pobres’ como muchos lo conocían. Los mismos que iban en masa al local situado en la calle de la Greda (ahora calle de los Madrazo), invertían una cantidad e iban recibiendo jugosos intereses cada 30 días. Lo que nadie imaginaba era que todo era una enorme trampa con fecha de caducidad.

Concretamente el 4 de diciembre de 1876 doña Baldomera fue a su palco del Teatro de la Zarzuela y, terminada la obra, se fue a Francia con idea de perderse para siempre, aunque ese para siempre, por desgracia para ella, se quedó en dos años. Trincada en el país galo y devuelta a España, sorprendentemente su pena de cárcel se redujo a la mitad, sólo tres años, por petición popular. Al parecer, además de con los ahorros, se había quedado con el cariño de un pueblo que incluso la inmortalizó en una copla. 

El dinero que era nuestro,
Baldomera se llevó
Baldomera ha aparecido,
pero nuestros cuartos no


Este artículo pertenece al hilo ‘Los 12 mayores fraudes de la historia’ a través del cual estamos viajando durante 2018.

A lo mejor has llegado a este artículo desde el QR de nuestro calendario 2018 y ya has leído el texto previo. Si no es así, aquí puedes ver el calendario entero.

 

 

Autor del artículo
Pedro Sanchez Gaspar
Periodista. DirCom de Detectys.

Comentarios

1 comentario
  1. Escrito por
    El «creador» de la estafa piramidal – Detectives de Empresa
    Oct 17, 2018 Reply

    […] (ojo, antes de que sigas leyendo tienes que saber que la estafa piramidal, en realidad, es Made in Spain) […]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *