¿Quién no ha soñado alguna vez con tener una máquina que imprima billetes de curso legal? Pues eso es lo que debió...