¿A quién pertenece una conversación privada en un equipo de la empresa?

Recientemente ha sido publicado un artículo que versa sobre la privacidad de los “Chats” de empleados: “La empresa puede leer ‘chats’ privados de sus empleados”, en El Economista.

Observamos en el artículo que el Tribunal Constitucional trabaja para aunar criterios doctrinales referentes a la privacidad de los empleados en equipos informáticos de la empresa.

En este sentido, la sentencia con fecha 17 de diciembre de 2012 publicada en el BOE concluye que “no va contra el derecho a la intimidad ni al secreto de las comunicaciones acceder a conversaciones de chat entre empleados si éstas se produjeron en un ordenador de uso común”, en el que además, estaba prohibido instalar programas de mensajería instantánea.

Se trata de un asunto espinoso en el que por desgracia podemos encontrarnos todos y en este caso, siempre se recomienda a los empresarios que hayan comunicado las políticas de uso de los equipos informáticos de la empresa, a fin de que no haya duda ante un caso de este tipo.

Es importante que la comunicación sea efectiva y que pueda en caso de litigo demostrarse, para lo que es recomendable un documento firmado entre el trabajador y empresa en el que la empresa comunique el uso adecuado del equipo y todas aquellas acciones que quedan prohibidas, entre las cuales debe contemplarse con claridad que no puede utilizarse el equipo informático para asuntos privados y que la empresa podrá realizar auditoría de la información contenida en el mismo.

En resumen, la empresa debe dejar claro que no existe expectativa de privacidad por parte de los usuarios en el uso de un medio de producción como es el equipo informático.

————-

Este artículo fue originalmente publicado en la revista DCNews del Col·legi Oficial de Detectius Privats de Catalunya.

Autor del artículo
Enrique Arranz
Detective Privado. Experto en Investigación Digital y Seguridad Informática. Director general de Grupo Infodetec. Presidente del Col·legi Oficial de Detectius Privats de Catalunya

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *