12 meses, 12 fraudes

La semana pasada Línea Directa presentó su Barómetro del Fraude en Seguro de Autos, un jugoso estudio para tener una fotografía sobre el estado actual de un problema que se ha multiplicado por 3,5 desde 2009. Entre los datos ofrecidos destacamos un interesante mapa de este tipo de fraude en España, que los intentos de estafa se esconden detrás de 6 de cada 100 siniestros o que cuando más se comete fraude es en el momento previo a las vacaciones de verano y enero.

Esta última afirmación nos ha llevado a hacer una fácil relación de ideas con nuestro calendario para este 2016, ’12 meses, 12 fraudes’ que hemos aprovechado esta vez para realizar una relación entre los meses del año y los fraudes más habituales en el sector asegurador, aquellos que nos encontramos con más asiduidad en nuestras investigaciones. Repasamos además también algunas de las claves que sirven para desenmascarar a aquellos que pretenden hacer bueno aquello de “hecha la ley, hecha la trampa”.

Enero – Robos fingidos en comercio. Sufrir un robo en tu local no es una buena forma de empezar el año, desde luego. No obstante, en ocasiones detrás de un siniestro de este tipo se esconde una simulación por parte de un asegurado al que la cuesta de enero le está viniendo grande. Los datos de ICEA sirven de aviso, entre 2013 y 2014 los intentos de fraude en Comercio subieron un 42%.

Febrero – Tramas organizadas. A veces, tras una investigación sobre un intento de fraude se esconde un entramado gracias al que varias personas, con la colaboración de abogados, clínicas o talleres, que aportan la documentación necesaria, se están beneficiando ilícitamente de las aseguradoras. En estos casos, en los que pueden existir hasta atestados policiales, suele ser primordial la intuición previa por parte del tramitador.

Marzo – Facturas falsas. Una factura, por un bien robado o deteriorado en un siniestro, es el primer elemento que debe ser investigado, aunque no haya indicio alguno de fraude. ¿Coincide la razón social con el CIF o NIF facilitado? ¿Existe dicho número de identificación? ¿La fecha de emisión es coherente con el siniestro? ¿Y con la fecha de creación de la empresa? ¿Concuerda la actividad de la firma con el producto que recoge la factura?

Abril – Reclamaciones desproporcionadas por daños meteorológicos, “en abril aguas mil” dice el refrán. Y con las lluvias llegan las tormentas, las humedades, los daños eléctricos y, también, las reclamaciones desproporcionadas por parte de algún asegurado que pretende aprovechar la coyuntura. Este suele ser el origen de una investigación en la que la preexistencia de los bienes o la congruencia con las condiciones climáticas puede ser clave.

Mayo – Simulación de lesiones. Los meses previos a las vacaciones, veraniegas o invernales, siempre suponen un repunte en el número de intentos de fraude, y entre ellos uno, el latigazo cervical, muy habitual, especialmente por tratarse de una lesión difícil de demostrar. Una buena investigación, que contraste las versiones de los intervinientes o la relación entre estos puede ayudar a desmontarlo.

Junio – Robos de smartphonesCada dos minutos un terminal es sustraído en nuestro país. Cada vez son más frecuentes los robos de móviles, y también las denuncias falsas, realizadas por asegurados que intentan “camuflar” como robo algo que, realmente ha sido un hurto o una simple pérdida del terminal.

Julio – Robos fingidos en hogar. Con la llegada del verano aumenta el riesgo de robo en domicilios. Una realidad detrás de la que se esconden también algunos intentos de fraude, en algunos casos planeados, sin que haya existido robo alguno. Cabe destacar que los intentos de fraude en hogar han seguido creciendo estos últimos años, sobrepasando ya los 23.000 intentos en 2014.

Agosto – Incendios. La cobertura de daños causados por incendios es fundamental en seguros de hogar y comercio y también es una incidencia a la que puede recurrir un asegurado que tenga intención de defraudar. La labor del perito, fundamental, la alta siniestralidad del asegurado, o su solvencia, la contratación o ampliación de la cobertura cercana al siniestro o las contradicciones o incoherencias en la declaración pueden ser claves en la investigación.

Septiembre – Relación entre siniestrados. La investigación se basa en muchas ocasiones en demostrar que existe una connivencia previa entre los intervinientes, que niegan conocerse y, sin embargo, sí se conocen. Las redes sociales son clave, pero cabe mencionar que en el 61% de los casos nuestra investigación demuestra una relación entre siniestrados diferente a esta: son familiares, compañeros de trabajo (actualmente o en el pasado), vecinos, etc.

Octubre – Ampliación de daños. En muchas ocasiones el siniestro, ya sea un accidente, un robo, un incendio, un daño por aguas, existe, sin embargo también lo hace el ánimo oportunista del asegurado para inventar bienes sustraídos o dañados, lesiones… El análisis a fondo de las facturas presentadas y las empresas proveedoras, el examen de las versiones de los diferentes intervinientes o afectados o la colaboración con los CCFFSSE suelen ser clave en estas investigaciones.

Noviembre – Multiplicación de seguros. Asegurar el mismo riesgo con dos, o más, aseguradoras es legal, siempre con la comunicación a todas en caso de siniestro. Una actuación, esta última, que ignoran aquellos que buscan obtener diferentes indemnizaciones por un mimos siniestro. Este burdo tipo de fraude, en auge hace unos años, ha decrecido desde que las compañías han mejorado los canales de comunicación entre ellas y con los órganos policiales.

Diciembre – Robo de vehículos. No se trata del tipo de fraude más habitual (supone un 5% de los intentos de fraude en el ramo del automóvil), pero sí supone una preocupación por el coste y por erradicar  un intento de engaño que, en algunas ocasiones, se produce por la motivación del asegurado de ahorrase el coste de dar de baja un vehículo ya viejo o en mal estado. También se puede producir la ampliación de daños por parte del asegurado aprovechando un siniestro ya existente.

 

Por cierto, si te gusta el calendario escríbenos y te mandamos uno.

Autor del artículo
Alberto Rosa
Detective privado. Director de Investigación en Detectys

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *