Detectives anti fraude (6): el fraude en facturas falsas

La situación
Este tipo de fraude se da cuando el documento que se entrega como justificante de una compra de un producto o servicio no cumple las condiciones reglamentarias por parte del emisor para que sea considerada una factura valida. Empresas ficticias, importes maquillados, productos o servicios no adquiridos, etc ¿Los motivos? Camuflar un desvío o un pago distinto, defraudar a Hacienda deduciéndose cantidades en sus declaraciones fiscales.
Para que la factura sea un documento válido, debe cumplir los siguientes requisitos:

  • Datos completos del emisor (CIF o NIF, nombre o razón social, dirección completa, otros datos).
  • Fecha de emisión.
  • Importe de los servicios/productos con los impuestos correspondientes.
  • Identificación de los productos/servicios.

La víctima

  • Empresas de factoring, que han anticipado entre un 70-90% del importe de la factura a su cliente y, una vez que se da cuenta de la falsedad, es demasiado tarde.
  • El Ministerio de Hacienda. Que al tratarse de una factura falsa, no tiene constancia del correspondiente impuesto que tiene que recibir.
  • Autónomos y PYMES que por su estructura no suelen contar con las herramientas necesarias para detectarlas.

El perfil del defraudador

El detective privado como herramienta antifraude
Como indica Phil Ostwalt, coordinador global de investigaciones para la práctica global de Forensic de la consultora KPMG: “Las empresas no pueden quedarse de brazos cruzados y permitir que los controles de ayer, detengan al defraudador de hoy o de mañana” (*).

La predicción es la clave y una herramienta profesional y fundamental puede ser contar con la colaboración de detectives privados quienes, mediante su investigación, pueden comprobar que la composición, estado y legalidad de la factura sea correcta.

  1. El CIF coincide con el nombre o razón social.
  2. Si el servicio o producto se ha llegado a suministrar.
  3. Si la empresa/autónomo existe realmente.

Además, el informe del detective privado puede ser presentado, posteriormente, como prueba, en caso de iniciarse un procedimiento judicial.

——————

(*) Esta cita está recogida literalmente de una muy buena publicación de KPMG “Perfiles globales del defraudador”
Autor del artículo
Oscar Rosa
Contrasta2 | Detectys

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *